PUESTA A PUNTO


¿Está listo su coche para el viaje?

 

 

Encendido:

Vigile el estado del filtro del aire y de las bujías. Revise el condensador y todo lo relacionado con este.

Batería:

Las batería tienen una duración media de 4-5 años. Hay que revisarlas anualmente. Vigile el nivel de líquido de los vasos y manténgala limpia y seca.

Luces:

Se aconseja sustituir las bombillas por parejas, aunque una de ellas no esté fundida.

Neumáticos:

Conviene prestarles una atención especial. Revise periódicamente la presión, el desgaste y la profundidad del dibujo. Ante un vehículo cargado es mejor aumentar ligeramente la presión de los neumáticos con respecto a la presión habitual.

Frenos:

Sustituya las pastillas entre los 20.000 km y los 40.000 km y vigile el nivel del líquido de frenos y el recorrido del pedal. Chequee el desgaste de las zapatas y la tensión del freno de mano.

Amortiguadores:

Su vida útil ronda los 89.000 km. Se aconseja revisarlos cada 20.000 km. Es recomendable chequear el estado de los amortiguadores y muelles antes de viajar.

Filtros:

Se deben controlar una vez al año, ya sean los del aceite, el aire, el combustible o el habitáculo. Compruebe el nivel de aceite.

Refrigeración:

Compruebe el estado de la correa de la bomba del agua y revise el nivel del líquido de refrigeración.

Limpiaparabrisas:

Vigile el nivel del agua y revise el estado de las escobillas.

Equipaje:

La regla de base consiste en colocar los objetos más pesados lo más abajo posible: dispóngalos en el fondo del maletero antes que sobre el techo del vehículo. Si a pesar de todo se transportan bultos en el techo asegúrese de que la carga está bien atada. Evite dejar objetos sin amarrar en el habitáculo: en caso de choque, podrían transformarse en proyectiles extremadamente peligrosos. Un simple termo de 2 kg dejado en los asientos traseros puede convertirse en caso de frenazo brusco a 80 km/h en una masa de cerca de 57 kg que se desplaza a unos 25 km/h. Si golpea a uno de los ocupantes del vehículo, sus posibilidades de supervivencia son mínimas*.

Elementos de señalización:

En España es obligatorio el porte de triángulos de señalización para avisar de la presencia de su vehículo en la vía en caso de avería o accidente. No olvide llevar tampoco un chaleco reflectante.