PRECAUCIONES


La fatiga

Es una falta de energía y de motivación. El cansancio es el enemigo n° 1 en carretera. En los meses de julio y agosto es responsable de un accidente de cada tres en autopista. En los casos de largos desplazamientos hay cuatro veces más accidentes en los últimos 100 kilómetros.

 

Síntomas de fatiga

  • Cambios corporales, parpadeos y ajustes de la postura.
  • Reducción de la eficacia en la realización de maniobras.
  • Aparición de aburrimiento, ansiedad, inestabilidad.
  • Sueño rápido favorecido por el alcohol y algunos fármacos.

 

Contra la fatiga

  • Hacer una parada cada 200 Km o cada 2 horas
  • Tener siempre una ventilación adecuada
  • Realizar comidas ligeras
  • Beber agua de manera frecuente
  • Evitar conducir durante las horas más delicadas: entre las 14 y las 16 y entre las 02 y las 06 de la mañana.
  • En caso de sueño, hacer una siesta de máximo 15 a 20 minutos.

 

 


 

Somnolencia

Ante cualquier síntoma de somnolencia pare el vehículo y descanse.

 

Pueden provocar sueño

  • A mayor fatiga, mayor es el sueño.
  • El alcohol y algunos fármacos.
  • Las largas rectas, que provocan monotonía en la conducción.
  • La falta de ventilación provoca estados de adormecimiento.

Contra el sueño

  • Realizar paradas frecuentes para romper la monotonía.
  • Mantener la cabina del vehículo ventilada.
  • No realizar comidas copiosas.
  • Mantener conversaciones con los pasajeros del vehículo.
  • Parar a refrescarse con agua fría.

 

 


 

 

Estrés

Es una reacción fisiológica del organismo ante una situación que se percibe como amenazante o de demanda incrementada. Conducir con estrés supone un alto riesgo.

 

Causas del estrés

  • El medio externo: calor, frío, electricidad atmosférica, etc.
  • Medios psicosocial: determinadas profesiones, situaciones emocionales, problemas personales, temor, ira…

Contra el estrés

  • Evitar atascos, buscar vías con poca circulación.
  • Propiciar actividades que eviten o contrarresten este estado.

 

 


 

Estimulantes

Ponerse al volante implica necesariamente concentrarse en la carretera. Tener todos los sentidos alerta para evitar cualquier peligro o distracción. El consumo de alcohol está totalmente descartado si se va a conducir: es uno de los peores elementos con los que nos podemos enfrentar a la carretera.

 

               No consumir alcohol si se va a conducir.

RECUERDE:

  • El alcohol disminuye la capacidad de conducción
  • Afecta a la visión
  • Afecta al cálculo de distancias
  • Afecta a la capacidad de reacción

 

 


 

Conducción nocturna

La conducción nocturna implica un riesgo tres veces mayor que la conducción diurna, por factores como la reducción del campo visual, la fatiga del conductor y mayor velocidad de la vía por la fluidez del tráfico. Casi la mitad de accidentes se produce por la noche: aprenda a evitarlo.

 CONSEJOS:

  • Es imprescindible tener buena visibilidad por lo que el cristal del parabrisas deberá estar siempre limpio para evitar los reflejos. Haga un buen uso de la iluminación: no deslumbre a los demás y consiga una zona iluminada correcta.
  • Sustituya la luz de largo alcance por las de corto alcance y mantenga siempre bien reguladas las luces de su vehículo. Al adelantar o aproximarse otros vehículos quite las luces de largo alcance para evitar deslumbrarlos.